UN MERLENSE EN LA SELECCIÓN NACIONAL DE FÚTBOL AMPUTADO

Este domingo cuando enfrenten a Francia en México darán inicio a su participación en el mundial. Llegar hasta tierras aztecas no fue fácil, pocas horas antes no tenían los pasajes y la delegación compuesta de 21 deportistas no podía salir de Mercedes donde estaban concentrados. La AFA no se hacía cargo, tras arduas negociaciones consiguieron de la casa principal del futbol argentino el valor de diez viajes, faltaban once para que ninguno se quedara sin viajar. En estos momentos todos los rengos, apodo que ellos mismos tomaron están viajando para por fin disputar el mundial.

A Jonathan Fabián Montans se lo nota feliz y relajado cuando logramos ponernos en contacto vía telefónica. De fondo se escuchan risas y aplausos, cuesta entenderlo al principio con tanto alboroto de fondo. No es para menos, Los Rengos, el Seleccionado Nacional de Fútbol Amputado, el mismo que estuvo a 24 horas de no poder concretar su participación en el mundial que este sábado comienza a desarrollarse en México, están reunidos a minutos de abordar una combi que los deje en Ezeiza para iniciar el viaje a la cita deportiva.

¿Finalmente pueden viajar? Logro colocar la primer pregunta con mas ganas  de ser un oyente de lujo de tanta alegría merecida.

“Si, es la respuesta de Jonathan (casi en un grito) no la totalidad como nos habían prometido. El resto los tuvimos que pagar nosotros, con tarjetas de créditos de amigos, ahorros, el que llevaba cien o doscientos dólares para gastar allá y traer algún regalo lo puso para que ninguno se quedara sin viajar. Cuando volvamos cada uno de nosotros que vamos a representar al país va a tener una deuda importante para pagar”.

¿Cómo lo piensan hacer?

“La mayoría de nosotros somos laburantes y otros solamente cobran la pensión por invalidez, por eso que al regreso vamos a realizar eventos, rifas para recaudar fondos, porque para muchos que apenas les alcanza para comer,  afrontar solos esa deuda se les va a hacer imposible.”

Nos cuenta que el fútbol de amputados es totalmente amateur, y que en otros lugares del mundo recibe apoyo de ligas como la UEFA y hasta se concretan pases de jugadores de un club a otro.

“Acá nosotros no tenemos ni siquiera un lugar fijo donde entrenar, lo hacemos cada uno por separado y una vez al mes nos juntamos en un lugar y entrenamos todos juntos, hay  jugadores que tienen que viajar incluso mil kilómetros para llegar ese día de entrenamiento”

Los rengos deben ser de las selecciones más federales del país: lo integran Rosarinos, Cordobeses, Chaqueños, Mendocinos, chicos de 20 años y hasta un arquero que según ellos supero con sus 48 años al mítico Hugo Orlando Gatti, “pero al nuestro a  veces no solo parece que le faltan las piernas, parece que le amputaron los brazos también”, bromea del otro lado del teléfono Jonathan.

Este defensor tirado a volante de 35 años y que está a punto de disputar su cuarto mundial cuenta que el futbol de amputados se inicio en la argentina alrededor del 2001, convocando a jugadores en esta situación a través de los diarios y radios a que se formara el primer equipo.

En el 2010 salieron sub campeones del mundo y esta vez están convencidos de traer la Copa ”sueño con llegar como campeón a Merlo, y festejar con toda mi gente, con mi familia y amigos que tanto nos apoyaron, sobre todo en estos días difíciles que no sabíamos si íbamos a poder viajar, que nos bancan para que vayamos a entrenar o a los que simplemente nos invitan a jugar un picado sin discriminarnos. Para nosotros no es importante si jugas bien o mal, lo importante es que te sientas integrado al grupo, después como todo el técnico elige quien viaja y quien no, y nadie pone cara larga”.

El 90 % de los que componen el equipo fueron amputados por accidentes en moto o de vehículos, a Jonathan en cambio a los 14 años le diagnosticaron cáncer y le tuvieron que amputar las piernas.

” Yo jugaba al fútbol desde los 5 años y hacia natación en el SEDEM, soñaba con ser jugador de fútbol profesional y llegue e jugar como federado. Desde el 2008 juego como amputado

Una de las mayores preocupaciones de Los Rengos es que de haber faltado a la cita en México hubieran sido sancionados y por un par de mundiales no habían podido participar

” No solamente nosotros, los chicos que van a venir a reemplazarnos tampoco lo iban a poder hacer y no iba a ser justo para ellos” Seis jugadores de campo y un arquero enfrentaran este domingo a Francia en tierras mexicanas. Hicieron de todo para representar al nuestro país, no se quejan de los hoteles ni de las canchas de entrenamiento y siempre obtuvieron podio. Son nuestros Rengos que nos representan con la celeste y blanca también.

Al final de la charla telefónica Jonathan no perdió la alegría, se sigue escuchando el griterío de fondo, bromas, risas. Todo es felicidad. Porque hay cosas que no se amputan: el alma, el orgullo, las ganas de representar al país, el corazón, son cosas que no se quedan en ningún quirógrafo.