SEGÚN LA UCA, EL 50% DE LOS TRABAJADORES SE ENCUENTRA EN LA INFORMALIDAD

Los datos sobre la situación laboral son abrumadores. El estudio de la Universidad Católica Argentina reveló que en 2018 el empleo no registrado se incrementó. El 81,7 por ciento de los trabajadores en negro tiene empleo de baja calidad y un 75,9 por ciento no recibe aportes de seguridad.

El desempleo es una de las principales problemáticas de la economía argentina. Los datos publicados por el Indec días atrás que registran una tasa de desempleo del 10,1 por ciento, una cifrar récord que no se veía desde el 2006. Sin embargo, no es la única mala noticia para el mercado laboral argentino.

Si uno profundiza el foco ve que la situación es mucho más problemática.  El 49,3 por ciento de la población activa se encuentra el sector micro-informal de la estructura productiva. Dentro de este grupo, el 81,7 por ciento tiene empleo de baja calidad, el 75,9 por ciento no posee aportes del sistema de seguridad social. En promedio, el salario es de 10.283 pesos mensuales.

Los datos surgen de la última encuesta del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre el panorama del empleo en la Argentina en el 2018.