RAP EN EL SARMIENTO: LOS CHICOS QUE CAUSAN FUROR CON SUS LETRAS DE FUERTE CONTENIDO SOCIAL Y POLÍTICO

Son dos adolescentes que cantan en el tren y consiguen atrapar la atención de los pasajeros por sus jugadas letras sobre lo que sucede en la marginalidad y la pobreza.

«Seguro que esto no suena en la tele, porque estoy cantando lo que no les conviene», arranca uno de ellos durante una estrofa del rap. Lo sigue su compañero: «mi país se esta pudriendo y lo que mas me duele que lo que pasa hoy mañana lo sufren los nenes». La canción da lugar a otro rapeo en forma de pregunta: «me aumentas el colectivo, me aumentas el pan, pero el sueldo del pueblo ¿cuando lo vas a aumentar?» en el cual su coequiper completa: «la plata no alcanza, ¿de que cuenta me hablas? por eso las cosas en mi país están como están».

Ale y Carlitos, tal cual se presentan antes de comenzar el rapeo, causan furor en el ferrocarril Sarmiento en el trayecto Moreno/Morón a lo largo del día. Suben a la formación, toman posición y aclaran que van a cantar y dicen «esperemos no les moleste». Y largan sus canciones con fuerte contenido social, económico y político, a través de las que expresan su visión del mundo y de lo que sucede en la Argentina. Los pasajeros lo graban, viralizan los vídeos y les dan unos billetes o monedas a la gorra.

«Yo no quiero promesas, solo dame de comer», «no me pongas en la tele cuanto es que aumentar el dolar, poneme la cifra de la gente que acá muere por hora» «de que democracia hablás si nos sacan a balazos cuando vamos a protestar», y «corrupción, adicción, saben que tengo razón, usted se lleva la plata y el delincuente soy yo» son otras de las frases de la cancion de tres minutos y medio que compartieron con los viajantes. Todo termina con un caluroso aplauso.