NUEVO AUMENTO EN COLECTIVOS Y TRENES

Es el quinto incremento del año en las tarifas del transporte en el área metropolitana.

Tal como había informado el gobierno, desde mañana las tarifas de los colectivos y los trenes volverán a subir. Se trata del quinto aumento del año y forma parte del cronograma anunciado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, a fines de julio.

En esta oportunidad, el boleto mínimo del colectivo subirá de $11 a $12, mientras que las siete líneas de trenes metropolitanos se ajustarán entre $0,50 y $0,75 el mínimo, según el ramal. Para el 15 de octubre comenzará a aplicarse la última etapa, lo que supone que el pasaje más barato del colectivo se irá a $13 y el más alto escalará hasta 16,50 pesos.

En los tramos más habituales la suba será aún más fuerte. Para un recorrido de 3 a 6 km, el precio se irá desde los actuales $11,75 a los $13, mientras que un viaje de 6 a 12 km pasará de $12,25 a 13,75 pesos.

En el caso de los trenes, en las líneas San Martín, Sarmiento y Mitre la tarifa subirá entre $0,75 y $1,25 a partir de mañana, dependiendo la sección. Así, el tramo más económico (siempre hablando de tarifas plenas) costará $8,25 y de cabecera a cabecera se irá a los $12,50. En un mes, el máximo para estos ramales será de 13,25 pesos.

En las líneas Belgrano Sur y Roca, el boleto mínimo pasará de los actuales $4 a $4,75. El máximo escalará desde los $6,75 hasta 7,75 pesos. En el ferrocarril Urquiza, el valor más económico ascenderá a 5 pesos y el más caro a 8,50 pesos. En cuanto al tren Belgrano Norte, las tarifas serán las siguientes: la máxima se va de $9,25 a $10 y la mínima pasa de $3,75 a 4,25 pesos.

Cuando se termine de cumplir con este último calendario de aumentos, el ajuste total desde julio habrá sido de entre el 33 y el 40 por ciento. Si se cuenta todo el año, los viajes en colectivo acumularán un 116% de aumento en nueve meses, mientras que en líneas ferroviarias el incremento acumulado alcanzará hasta un 118 por ciento para los que no estén incluidos entre los beneficiarios de la tarifa social. Según fuentes de Transporte, son unos 1,6 millones de usuarios.

A principios de 2018, el boleto mínimo de colectivo pasó de $6 a $8 y los de tren subieron entre $0,75 y $1,50. Sin embargo -según justificó el Gobierno-, ante los incrementos en los costos del gasoil, los salarios y los vehículos, que subieron significativamente a la par de la devaluación, la cartera que comanda Dietrich empezó a implementar hace dos meses el nuevo cronograma, que debería concluir en un mes.