LA ECONOMÍA DEL DOMINGO

free market

Chistes y cuentos de la economía

Ya que, presumo, hemos pasado felizmente las fiestas de Navidad y Año Nuevo, este artículo examina algunos chistes sobre economía y economistas, para demostrar que podemos reírnos también de nosotros mismos.

Gracias a Thomas R. Malthus y algunas de sus conclusiones en su libro “Ensayo sobre el principio de la población”, la ciencia económica se ganó el apodo de “ciencia deprimente” o “ciencia lúgubre”, en referencia a que, sombríamente, predijo que el estancamiento e inanición resultarían de la diferencia entre el crecimiento geométrico de la población (2, 4, 8, 16, 32) y el aumento aritmético de la producción de alimentos (2, 4, 6, 8, 10). Luego, la revolución industrial y su aplicación también en el campo, se modificaron estas predicciones lúgubres.

Veamos si podemos meterle un poco de humor y reírnos de nuestra desgracia. Estos chistes los he recopilado de muy diversas fuentes. Unos estaban en Internet, otros me los han contado mis profesores y otros los he leído en alguna parte. Esta selección está orientada a reflejar con exactitud, a veces exageradamente, la forma de ser y de actuar de los que nos dedicamos a esta profesión y la imagen que tienen de nosotros los demás.

1.Grandes negocios

Un experimentado economista y otro economista novato caminan por la carretera y se encuentran mierda en el asfalto. El economista experimentado dice: ¡Si la comes te doy $2.,000! El economista menos experimentado piensa en su problema de optimización (que de el mejor resultado posible) y resuelve que estaría mejor si la comiese así que se la come y recoge el dinero. Siguen andando por la misma carretera y se tropiezan con otro pedazo de mierda. El economista novato dice: Ahora, si comes esta mierda te daré $2.000. Después de evaluar la propuesta el economista experimentado come la mierda y recoge el dinero. Siguen caminando y el economista novato piensa en vos alta: “Escucha tenemos la misma cantidad de dinero que al principio pero los dos comimos mierda. No veo en qué hemos salido ganando. El economista experimentado le contesta: Bien, eso es verdad pero pasas por alto el hecho de que hemos estado implicados en un negocio de $4.000.

2.Identificación de un economista

* Un economista es alguien que sabe el precio de todo y el valor de nada.

* Le pedí a una economista su número de teléfono y me dió una estimación.

* El de la economía es el único campo en el que dos personas pueden obtener el premio Nobel por decir uno exactamente lo contrario del otro.

* ¿Cómo hacen el amor los economistas?

  1. lo hacen “cíclicamente”.
  2. lo hacen con “interés”.
  3. lo hacen con “modelos”.

* Un economista es un experto que sabrá mañana porqué las cosas que predijo ayer no sucedieron hoy.

* Los estudios de economía, suelen revelarnos que el mejor momento para comprar algo fue el año pasado.

* Se dice que el primer economista fue Cristobal Colón porque cuando partió a descubrir América, no sabía dónde iba. Cuando llegó allí no sabía dónde estaba. Y todo esto fue hecho con una concesión gubernamental.

* La primera ley de los economistas: Para cada economista existe un economista igual y opuesto. La segunda ley de los economistas: Ambos están equivocados.

* Es triste pensar en la cantidad de estudiantes de economía que han desaprobado por no saber cosas que han resultado ser falsas.

* Los economistas han previsto 9 de las últimas 5 recesiones

* “¿Por qué los tiburones no atacan a los economistas?” Respuesta: “Cortesía profesional”.

3.Dios y el diablo

El primer día Dios creó el sol. De manera que el Demonio creó las tinieblas.

El segundo día Dios creó el sexo. En respuesta, el Demonio creó el matrimonio.

El tercer día Dios creó un economista. Esto fue un golpe para el Diablo; pero, al final, después de pensarlo mucho, creó un segundo economista.

4.Cruce de caminos.

Finalmente, un cuento para la reflexión a la hora de tomar decisiones en materia económica. Lo escuché en FM Milenium hace muchos años, de autor desconocido para mí y siempre me acompaña:

Recorriendo las páginas de la historia, desde una óptica negativa podemos comprender que en el mundo siempre ha habido guerras, miserias, pestes y crueldades del hombre con el hombre y, que en todos los tiempos, ha habido personas anunciando el fin o proclamando la llegada de tiempos de crisis imposibles de superar.

…Erase una vez, un hombre que vivía muy cerca de un importante cruce de caminos. Todos los idas, a primera hora de la mañana, llegaba hasta allí donde instalaba un puesto ambulante en el que vendía bocadillos que él mismo horneaba.

Era sordo, por lo tanto no escuchaba la radio, no veía muy bien. Entonces, ni un solo día leía diarios, ni veía la televisión, pero eso sí…vendía exquisitos bocadillos.

Meses después alquiló un terreno, levantó un gran letrero de colores y personalmente pregonaba su mercancía gritando a todo pulmón: ¡Compre deliciosos bocadillos calientes! Y la gente compraba cada día más.

Aumentó la compra de insumos, alquiló un terreno más grande y mejor ubicado y sus ventas incrementaron día a día.

Su fama aumentaba y su trabajo era tanto que decidió buscar a su hijo, un hombre de negocios de una gran ciudad, para que lo ayudara a llevar el negocio.

Al llamado del padre, su hijo respondió: ¡Pero Papá, no escuchas radio ni lees los periódicos, ni ves televisión!…

Este país está atravesando una gran crisis, la situación es muy mala, no podría ser peor!…

El padre pensó: ¡Mi hijo trabaja en una gran ciudad, lee los periódicos y escucha la radio, tiene contactos importantes… Debe saber lo que habla…!

Así que revisó sus costos, compró menos pan y disminuyó la compra de cada uno de los ingredientes y dejó de promocionar su producto.

Su fama y sus ventas disminuyeron día a día. Tiempo después desmontó el letrero y devolvió el terreno.

Aquella mañana llamó a su hijo y le dijo: ¡Tenías mucha razón, verdaderamente estamos atravesando una gran crisis!.

La historia de la humanidad demuestra que sólo triunfan aquellos que creen poder hacerlo. Que no hay crisis ó profecía alguna que pueda con un hombre que tiene la determinación de triunfar. Que si enfrentamos la noche pensando en el fracaso, amaneceremos con el temor de fracasar.

El secreto de todo triunfo es creer en uno mismo, respetar nuestra intuición, saber escuchar, estudiar en profundidad cada situación, discernir, actuar con confianza , certeza y seguridad. Ser conscientes de que logramos vencer las dificultades que se nos presentaron ayer, venceremos sin dudas las de hoy y que cuando llegue el momento tan temido se dará en nosotros la fuerza y la voluntad y el criterio necesarios para superar todas las dificultades.

 

JORGE VILARRASA (ECONOMISTA)

1 Comment on "LA ECONOMÍA DEL DOMINGO"

  1. miguel angel saffores | 8 enero, 2017 en 19:24 |

    El mejor chiste de economía (humor negro) llegò el impuesto municipal con el 64% de aumento.

Los comentarios están cerrados.