Merlo, Buenos Aires
21°
cielo claro
Lunes, septiembre 25
3m/s
60%
21 15
Mar
14°
Mie
12°
Jue
18°
Vie
20°
Sab
25°

LA ECONOMÍA DEL DOMINGO

dolar

EL DOLAR Y LA ESPECULACIÓN FINANCIERA

Semana complicada para hablar del dólar. ¿Qué no se ha dicho ya, de las causas del aumento en la cotización de la moneda norteamericana?

Muchos lo adjudican a la búsqueda de cobertura ante las dificultades de predecir el resultado de las elecciones. Otros al “cambio de cartera”, salir de posiciones en moneda nacional y pasarse a divisas para esperar con más seguridad el resultado de las PASO. También lo explican por el lado de la reducción de la oferta de dólares del complejo cerealero (los granos y subproductos oleaginosos marcan con claridad que se vendió mucho menos que en años pasados). Otros menos complejos en sus análisis plantean que el lunes 3 fue atípico por ser las vísperas del feriado en el mercado norteamericano por el Día de la Independencia (4 de julio), que derivó en menos operaciones y que empujó la cotización del dólar para arriba. Finalmente, la demanda estacional por turismo (en el momento del cobro del aguinaldo, y la proximidad de las vacaciones escolares de invierno), reactiva la demanda de divisas por parte de los sectores de altos ingresos y capacidad de ahorro para gastos en esparcimiento fuera del país.

Como siempre y sobre todo en Argentina, los temas económicos responden a multicausalidades.

Pero a lo que me quiero referir en este domingo lluvioso, aniversario de nuestra independencia, es a que en Argentina, como en casi ningún país de Latinoamérica, las cotizaciones del dólar influyen sobre el accionar de todos y cada uno de los agentes económicos, hasta en los que, por su ingreso, no debería significar absolutamente nada, pero sabe que, por vía indirecta (precios de los productos y servicios de la economía), tarde o temprano les va a afectar. Sienten perfectamente que lo que ha ocurrido en esta última semana es una devaluación del peso.

Teniendo en cuenta esto, ¿cómo se especula con el dólar de acuerdo a las distintas escalas sociales y cuál es el efecto que ello produce en la economía de producción?

Especular, en el ámbito económico, es la operación comercial o financiera que se lleva a cabo con mercancías o valores (dólar) con el objetivo de obtener lucro a partir de las variaciones de los precios o de cambios en otras variables.

En el fondo se verifica en Argentina, a gran escala, como la economía financiera se mete en nuestro mundo real, que es la economía productiva.

Los sectores de más altos ingresos evidentemente son los que más se benefician con esta “bicicleta financiera”. Tienen mucha capacidad de ahorro (les sobra la guita) y están en contacto con el sistema bancario que permite “cambios de cartera”, de dólares a pesos, para beneficiarse con las altas tasas de interés y de pesos a dólares, cuando, como en este momento, el dólar se dispara. Estos sectores también tienen al alcance la fuga de dólares al exterior en forma de inversiones financieras, inmobiliarias y otras más oscuras. Ni hablar de complicarse la vida con inversiones en sus propias empresas, de incorporar trabajadores o invertir en maquinarias, que es mucho menos rentable.

Los sectores medios altos (que les sobra algo de guita pero menos cada día) recurren a las cajas de seguridad de los bancos (hay dificultades para alquilar una en cualquier institución), para dejar dólares, que sacan del circuito financiero, lo cual “esteriliza” esos fondos. Esto es perjudicial para la economía real, porque al haber menos pesos en la economía, la tasa de interés para prestar fondos aumenta y los empresarios que quieren invertir no lo hacen por el alto costo del dinero.

Finalmente, los sectores medios bajos (que les sobra muy poco en el mes, pero con el aguinaldo se animan a “hacer algo” con el dinero y preguntan habitualmente “¿compro dólares?”), también en estos tiempos de aumento del dólar adquieren pequeñas cantidades y las guardan en sus domicilios, esperando en el futuro gastarlos en algún viaje o evento familiar.

Todas las actitudes que asumimos la mayoría de los argentinos frente al dólar, son irregulares. Me refiero a que no contribuyen con el funcionamiento normal de la economía en esta materia, que sería que los ahorros de la gente, puedan canalizarse a la inversión productiva a través del sistema bancario.

Lamentablemente, en el camino, los argentinos tomamos decisiones que pueden beneficiarnos en lo personal, pero que para el conjunto de la economía son absolutamente perjudiciales.

Y en esto, nuevamente cobra importancia el papel del Estado, para brindar señales claras y duraderas, haciendo que la toma de decisiones de particulares, empresas y del propio Sector público, sean compatibles con un crecimiento y desarrollo económico sostenido.

 

JORGE VILARRASA (ECONOMISTA)