Merlo, Buenos Aires
21°
cielo claro
Lunes, septiembre 25
3m/s
60%
21 15
Mar
14°
Mie
12°
Jue
18°
Vie
20°
Sab
25°

LA ECONOMÍA DEL DOMINGO

pos_nor

ENFOQUES DE LA ECONOMÍA

Faltando tan poco tiempo para la consulta a los argentinos sobre la actuación del gobierno en la mitad de su mandato a través de la elección de legisladores, tanto a nivel nacional, provincial y municipal, se escuchan muchos discursos sobre la situación de la economía, en la creencia que será fundamental en el resultado de la elección primaria (PASO) y como consecuencia en la GENERALES.

Al respecto, hay que diferenciar los enfoques desde los cuales se habla de economía.

La división principal de la economía es entre la economía positiva y la economía normativa.

La Economía Positiva se encarga de la descripción y teorización de ciertos aspectos de la realidad económica. Es decir, responde a las preguntas cómo son y cómo se presentan, los hechos económicos. Se encarga de la teoría económica, o sea ordena lógicamente, produciendo generalidades y ligando a los hechos entre sí. Cómo en un laboratorio y si se dan tales circunstancias, entonces tendrán lugar tales acontecimientos.

Le Economía Normativa, en cambio, comprende a la política económica. Se encarga de la observación de agentes públicos y privados que utilizan recursos escasos para satisfacer de la mejor manera posible las necesidades de bienes y servicios de una comunidad. Tiene como tarea el levantamiento de datos, descripción y clasificación de hechos. En este enfoque se forman juicios de valor y se proponen cómo deberían ser los hechos económicos.

La Política económica utiliza la teoría económica para producir la acción económica hacia objetivos determinados anteriormente.

La Economía Normativa, a través de la política económica, propone la dirección en que debe modificarse la realidad y los medios para hacerlo. En realidad no se trata solo de conocer la realidad sino de transformarla.

Las mayores discrepancias entre economistas son respecto a la economía normativa, ya que necesariamente responde a criterios éticos, ideológicos o políticos, sobre lo que se considera deseable o indeseable para una sociedad.

Es difícil separar los conceptos positivos o normativos, ya que se mezclan en la vida real. Es imposible ignorar los puntos de vista personales cuando se recomienda una política económica determinada.

Finalmente, lo grave es implementar una política económica, sin considerar el contexto en el que se va a aplicar. Sin considerar la cultura, la situación social, histórica y política de un país, o peor aún, aprovechar esa política económica en beneficio de los propios intereses de los gobernantes, pretendiendo que solamente la teoría económica, dará las respuestas automáticas cuando se identifiquen ciertas circunstancias, que necesariamente tendrían que dar lugar ciertos acontecimientos, una falacia si entendemos a la economía como una ciencia social.

JORGE VILARRASA (ECONOMISTA)