INTERNOS DE UNA CÁRCEL DONARON BANCOS Y SILLAS PARA UN MERENDERO QUE ASISTE A 70 CHICOS

Jorge, de 35 años, oriundo de Merlo, es el privado de libertad que impulsó el emprendimiento, luego de que su esposa le dijera que tenía que hacer algo por unos nenes de un merendero que había visto en un noticiero.
La entidad beneficiada es “La Sirena”, que funciona en la casa de Daiana en la localidad de Almirante Brown, donde todos los días a las 17.30 ofrecen alimentos. La actividad solidaria tuvo lugar en la Unidad 23 y usaron material reciclado

El merendero “La Sirena” que funciona en la casa de Daiana y Andrés en la localidad bonaerense de Almirante Brown, en la que se alimentan todos los días 70 chicos del barrio San José, cuenta a partir de ayer con 14 bancos y siete mesas elaboradas en una de las cárceles de Florencio Varela.

Es que un grupo de internos de la Unidad 23 trabajaron en uno de los talleres de carpintería en el penal y elaboraron con maderas de palet bancos y mesas para que puedan merendar cerca de 50 chicos.

El merendero que necesitaba la ayuda es el de Daiana, que funciona en calle La Torcaza al 1475, en Almirante Brown, y se llama La Sirena. El nombre de la propuesta solidaria tiene una contundente explicación: todos los días a las 17.30, Daiana hace sonar una sirena para que todos los nenes del barrio sepan que la merienda está servida.

Con el aporte de las mesas y bancos realizados en la cárcel, el merendero logró ofrecer mayor comodidad a los beneficiarios. Jorge contó que los trabajos de carpintería los iniciaron en diciembre pasado y que junto a Maximiliano, Darío, Ariel y Héctor, dejaron lista la producción esta semana.