EL PEOR FINAL PARA MAITE

   En momentos en que nuestra sociedad está tomando conciencia de ciertas prácticas inaceptables como el uso de la pirotecnia que afecta directamente a niños con autismo y a nuestros animales, pareciera una obviedad tener que remarcar los peligros de disparar una bala al aire.

El pasado 25 de diciembre, pasadas las 00hs y luego del brindis, lo que debía ser una fiesta se convirtió en una pesadilla, que finalmente se llevó la vida de una nena de tan solo cinco años. Maite se fue. Ya no habrá más navidades para ella con su familia. No va a poder salir a buscar sus regalos ni va a poder correr junto con sus hermanos, primos o amigos.

Ahora, la justicia investiga a un sospechoso que se encontraba en los alrededores de la casa ubicada en el Parque San Martín. Habrá que ver cómo actúan ante estos delitos que no deben quedar impunes.