CONSUMO EN PICADA: SE CONSUME MENOS CARNES, VERDURAS Y LÁCTEOS

Así lo señala un informe elaborado por el CEPA. Por el efecto de la crisis, el consumo de alimentos se encuentra afectado. También impactó en los medicamentos.

Según un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el consumo de carne durante el mes de septiembre cayó el 54 por ciento en el gran Buenos Aires.

En ese marco, es dramática la baja en el consumo de frutas y verduras (63%) y de lácteos (34%).

Las cifras también son preocupantes en el caso de los medicamentos, ya que la caída fue del 23 por ciento.

El estudio se realizó entre el 3 y 28 del mes pasado, cuando todavía la escalada devaluatoria estaba en ascenso. En ese momento, el 69 por ciento de los consultados dijeron que también redujeron sus salidas de esparcimiento y el 39% indicó que usa menos combustible.

En cuanto a quienes mejoraron su situación, los números son casi inexistentes: el 4% dijo haber consumido más lácteos; el 5% dijo que compró más carne; el 1% más frutas y verduras, el 1% aseguró que salió más que antes y el 2% aseguró haber comprado más medicamentos.

Para el investigador del CEPA Juan Pablo Costa, la encuesta “arrojó que los consumidores redujeron prácticamente el consumo de artículos en casi todos los rubros”.

“Son preocupantes los números de medicamentos, ya que 23% de los encuestados optó por reducir ese rubro“, puntualizó.

Además, señaló que la baja podría agravarse en octubre y noviembre como consecuencia de la suba del dólar y de la inflación que no parece encontrar techo (el Gobierno estima que el IPC de octubre será superior al de septiembre, que fue el más alto en muchos años).