CHOFER DESPEDIDO SE ENCADENA POR SU PUESTO DE TRABAJO

Los directivos de la Línea 216 despidieron a Enrique ‘Kike’ Gonzalez, uno de los referentes de la agrupación Chóferes Autoconvocados. Como método de protesta, Kike se encadenó a un mastil sobre la cabecera de Merlo. Denuncia persecusion sindical y que el despido es discriminatorio.. 

El viernes 1 de junio los directivos de la línea 216 le cortaron el servicio a Enrique ‘Kike’ Gonzales, un activista sindical, que hace unos meses presentó una lista candidateandose al cuerpo de delegados. La negativa se extendió hasta el mediodía del lunes 4, momento en que el trabajador decidió encadenarse sobre el mástil de la cabecera de Merlo, exigiendo su reincorporación.

Kike tiene 23 años de antigüedad en la empresa y un legajo intachable; por ende, no hay motivo para el despido. Lo que sí hay es una discriminación hacia la actividad sindical que desarrolla. Manifestó “Es por nuestra posición en contra del gremio. Laboralmente hablando no hay ningún justificativo para el despido. Simplemente es una diferencia política que la manifestaron con el despido“. A su vez, dejo en claro que “hay mucha indignación entre los compañeros” y que están “tratando de que los delegados tomen una medida de fuerza”.

El trabajador encadenado adelantó que mantendrá la medida hasta lograr su reincorporación y solicitó, a su vez, la colaboración de los choferes del sector.