BAJÓ UN 15 % LA VENTA DE PIROTECNIA

La Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales manifestó que las iniciativas que no permiten vender los productos son “altamente demagógicas”. Además, aseguraron que con la normativa se “impulsa el mercado clandestino”

 

La prohibición de la venta de pirotecnia estruendosa en varios municipios de la provincia de Buenos Aires y otras localidades del país todavía acarrea consecuencias del debate que generó. La Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales afirmó que desde ese entonces las ventas bajaron un 15% y criticaron a quienes se oponen al expendio de los productos.

Mario Ruschin, titular de la Cámara, expresó que “la venta se determina mucho sobre la fecha, porque se concentra en los últimos días del año. Pero, por ahora, viene un 15% por debajo de 2016″. En ese aspecto contó que los productos ajustaron su precio de 20% a 25%, en sintonía con la inflación de este año.

Así mismo expresó que “en parte, lo atribuimos a las campañas contra la actividad, que son infundadas e hipócritas. Tratando de proteger a los animales, consideran que la pirotecnia es el mal y en algunos municipios se restringió la venta. Pero también influye el clima social”.

En un año de elecciones, muchos políticos vieron la posibilidad de captar votos prohibiendo la venta de pirotecnia y fuegos artificiales, ante la queja de proteccionistas de animales“, explicó.

Luego sostuvo que “son medidas totalmente demagógicas, porque hablan de protección de los animales, pero no invierten nada en protegerlos, en mejorar guarderías o en hacer algo por los animales vagabundos”.

Y donde se prohíbe la venta se impulsa el mercado clandestino, con venta de productos no homologados, sin ningún tipo de control, que generan consecuencias no deseadas, como los accidentes. En los últimos años habían disminuido, por la calidad de productos y el trabajo en prevención y educación. Pero creemos que volverán a crecer por la prohibición y venta ilegal“, añadió.

Cabe recordar que Avellaneda, Florencio Varela, Berazategui, Quilmes, Partido de La Costa, San pedro, Chivilcoy y Junín, son algunos de los distritos que prohibieron la venta. Al mismo tiempo, la cámara hizo presentaciones judiciales contra esas resoluciones y está a la espera de fallos favorables.

El sector está integrado por 17 empresas, entre fábricas e importadores, con 5000 empleos directos, en su mayoría temporales. El 90% de lo que se vende es importado de China, líder mundial en el rubro. En el país, se fabrican cañitas voladoras, morteros y estallos, entre otros, en empresas como Cienfuegos, Multicolor Cadenaci, FreeColors y Chiarello, entre otras.